Negocios

De Riesgo Climático a Irrelevancia: La Necesaria Participación de México en el Diálogo Global

https://heraldodemexico.com.mx/u/fotografias/m/2020/10/18/f1280x720-270701_402376_5050.jpg

La prominencia del riesgo climático en los informes del Foro Económico Mundial (WEF) desde 2019 refleja una creciente conciencia global.

En el Informe de Riesgos Globales de 2024, el WEF reitera esta urgencia colocando las amenazas ambientales en lo alto de la agenda global por su impacto e inminencia.

El reporte enfatiza la imperativa reducción de emisiones de carbono, la adaptación a cambios climáticos y la gestión de eventos extremos, en conjunto con riesgos interconectados como la ciberseguridad y la inteligencia artificial.

A pesar de la creciente vulnerabilidad de México a desastres naturales y su estatus como la cuarta nación más expuesta globalmente, su ausencia en foros internacionales como el WEF es preocupante.

México debe enfrentar los riesgos climáticos que se hacen tangibles en eventos como el huracán Otis, con costos exorbitantes (más de 1,750 millones de dólares) y ponen en evidencia su vulnerabilidad por la desigualdad socioeconómica.

Basta con imaginar el potencial impacto en los inmensos activos turísticos del país a lo largo de sus 15,000 kms de costa. Además, siendo una de las principales economías y emisores de carbono (12ava y 15ava), México tiene la responsabilidad y la necesidad de participar activamente en el diálogo y la cooperación internacionales.

El WEF, desde su fundación en 1971, ha sido una plataforma influyente para el diálogo entre sectores público y privado. Sus reuniones anuales en Davos se han convertido en un epicentro para abordar temas de trascendencia global.

La reunión de este año enfatizó la necesidad urgente de reconstruir la confianza y la cooperación global, abordando temas como la pobreza, el cambio climático y la atención sanitaria. También se discutió la necesidad de un nuevo modelo de desarrollo que equilibre el crecimiento económico con la innovación, inclusión, sostenibilidad y resiliencia.

Tras el impulso de la COP28, la reunión se enfocó en la eficiencia y demanda energéticas y la protección y restauración de la naturaleza. Algunas de las iniciativas presentadas, con la participación activa y el financiamiento del sector privado, incluyen Barómetro de Cooperación Global, la Red de Previsión Global, la Campaña para el Futuro del Crecimiento, TradeTech Global así como la Coalición de Primeros Movilizadores y la plataforma 1t.org (conservar o restaurar un billón de árboles).

La no participación de México en este tipo de foros no solo representa una oportunidad perdida para influir en la agenda climática global, sino que también lo aleja de la posibilidad de acceder a financiamiento y apoyo internacional para adaptación y mitigación climáticas.

En contraste, países como Colombia y Brasil muestran un activismo ejemplar, abogando por financiamiento para adaptaciones basadas en la naturaleza e incluso la eliminación gradual de los combustibles fósiles.

La relevancia de México en el escenario mundial depende de su compromiso y acción en temas de riesgo climático. Es tiempo de que México tome un papel protagónico, acelerando la reducción de emisiones y buscando activamente apoyo internacional para su adaptación al cambio climático.

POR ISABEL STUDER

DIRECTORA, ALIANZA UNIVERSIDAD DE CALIFORNIA-MÉXICO

EEZ


Source link

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba