//EN PROCESO OBRAS DEL IMSS EN BAJA CALIFORNIA: BELTRONES BURGOS

EN PROCESO OBRAS DEL IMSS EN BAJA CALIFORNIA: BELTRONES BURGOS

·      UMF en Rosarito y clínica de cáncer de mama en Tijuana.

·      Ampliación y remodelación de unidades médicas en la región.

·      Se invierten más de 200 millones de pesos en 2018.

 La delegación regional del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) concluirá 2018 con dos obras nuevas, así como la ampliación y remodelación de instalaciones existentes con una inversión superior a 200 millones de pesos.

 Tras destacar lo anterior, el titular de la dependencia en la región, maestro Francisco Iván Beltrones Burgos, refirió que en el municipio Playas de Rosarito se ejercen recursos por 92 millones de pesos en la construcción de la nueva Unidad de Medicina Familiar (UMF) de 10 consultorios más 5 del modelo de Atención preventiva, que contará con servicio de rayos x, farmacia y urgencias.

 Asimismo, -indicó- en Tijuana el IMSS invierte 90 millones de pesos en la edificación de una clínica especializada en cáncer de mama que dará atención integral a mujeres derechohabientes afectadas por esa enfermedad, “son ocho clínicas de ese tipo que se construyen en el país y es un logro que se haya seleccionado a la delegación Baja California para contar con una de ellas”, resaltó.

 El funcionario federal afirmó que el Instituto sigue trabajando por sus derechohabientes y en aras de brindarles una mejor atención se amplían y remodelan las clínicas 13 de San Quintín; 25 de Ensenada; 33 de Tijuana y el Hospital General de Zona número 30 en Mexicali, con una inversión cercana a 23 millones de pesos.

 Beltrones Burgos, indicó que se realizan gestiones ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para agilizar la asignación de los recursos e iniciar trabajos de ampliación y modernización en el servicio de urgencias del Hospital General de Subzona # 12 de San Luis Río Colorado, para lo que se requieren 26 millones de pesos en obra y equipamiento.

 Otro rubro importante –informó- es el programa permanente de sustitución de equipos médicos en unidades hospitalarias, lo que ha permitido mejorar calidad en atención al dotarlas de unidades de anestesia; procesadores automáticos de tejido, mesas de exploración, electrocardiógrafos, oftalmoscopios, reanimadores de asistencia ventilatoria, tijeras, separadores, pinzas y otros más.